domingo, 23 de mayo de 2010

LAS NAVES ESPACIALES

La ciencia floreció durante el Renacimiento Europeo. Se descubrieron las leyes fundamentales de física que gobiernan el movimiento de los planetas, y se calcularon las órbitas de los planetas alrededor del Sol. En el siglo XVII, los astrónomos, apuntaron a los cielos con un nuevo dispositivo denominado el telescopio y realizaron sorprendentes descubrimientos.

Pero los años posteriores a 1959 han sumado una edad de oro en la exploración del sistema solar. Los avances en los cohetes después de la Segunda Guerra Mundial habilitaron a nuestras máquinas para romper la atracción de la gravedad de la Tierra y viajar a la Luna y a otros planetas.





Los Estados Unidos han enviado naves espaciales automatizadas y expediciones tripuladas por humanos para explorar el espacio.

Estos viajeros trajeron un gran avance a nuestro conocimiento y entendimiento del sistema solar. Estos vuelos pioneros a través del sistema solar, son una de las más notables contribuciones del siglo XX. Tanto las naves como los viajes espaciales son temas comunes en las obras de ciencia ficción.





Una nave espacial es una máquina diseñada para el vuelo espacial. La nave entre en el espacio a través del vuelo suborbital y luego regresa a la Tierra. Para un vuelo orbital, la nave entra en una órbita cercana al planeta. Las naves usadas para los vuelos humanos llevan personas, mientras que las que van en misiones espaciales operan autónomamente. Las naves robóticas que permanecen en órbita son satélites artificiales.

Las naves son usadas para distintos propósitos, entre los que incluyen la comunicación, la observación terrícola, la meteorología, la navegación, la exploración planetaria y el turismo espacial.





El sistema de una nave espacial comprende varios subsistemas y la cantidad varía según el perfil de la misión.

Los subsistemas pueden incluir lo siguiente: control y determinación de la altitud (ADAC, ADC o ACS), guía de navegación y control (GNC o GN & C), comunicaciones (Comms), manejo de comando y datos (CDH o C&DH), Energía (EPS), control térmico (TCS), propulsión y estructuras. A los costados de la nave suele haber cargas útiles.





La nave diseñada para viajar con humanos debe incluir un sistema de soporte vital para su tripulación. Este puede incluir varios tipos de Sistemas de Oxígeno, como el que se ve en Apollo 13.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada